Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 19 de octubre de 2011

Concurso de relatos : Marta Smile

Hola :) Desde hoy empezaré a hacer entradas con los relatos que me lleguen para el concurso que está actualmente activo en el blog : Concurso de relatos
Este es el primero de los tres que me han enviado de momento y espero que el número suba :)
¡Animaros a participar , está en juego un ejemplar de la bestia + marcapáginas !

                                                           RELATO DE MARTA SMILE

Sería divertido caer hacia arriba, sería como volar. Siempre me ha gustado volar, desde pequeño soñé con ser piloto y ahora a menos de una semana para volar por primera vez como piloto me pregunto si estoy preparado para ello. No es que no confíe en mis habilidades como piloto pero siempre he pensado que quizás los demás no quieran volar de la manera que yo quiero o que el copiloto no me tome en serio o que les resulte molesto a los pasajeros, nunca había estado tan nervioso.

A mi me gusta sentir la vibración de los controles de mandos en las manos, compartir risas con el copiloto haciendo chistes sobres las nubes o sobre cualquier otra banalidad sobre las líneas aéreas, sentirme libre al ver como transcurre el paisaje. Nada me hace, me hacía más feliz que volar. Hasta que la conocí. Ojos verdes, pelo azabache con graciosos rizos, su nombre Elisa, era la razón por la que no me gusta volar, o más concretamente no me gustaba que ella volara, no porque no quiera que ella se sienta libre, la explicación es que los demás cuando volaban se concentraban demasiado en ella.

Cuando eres piloto te enteras de algunas cosas que no son agradables y sin duda las experiencias más desagradables que se pueden contar en este mundillo de la aviación son contadas por las azafatas. Veo sus miradas incomodas entre ellas cuando suben cierto tipo de pasajeros, veo como tienen que atender con desgana pero con una sonrisa, escucho los chistes sobre ellas y los comentarios.

Mis pensamientos se vieron interrumpidos por la angelical voz de cierta azafata que incluso con ojeras por el cansancio, sin maquillaje y con las piernas un poco hinchadas por la jornada de trabajo estaba preciosa, era preciosa.

-Vamos a salir ya Pablo quieres que te traiga un café o algo-dijo Ella con su dulce voz y su cálida sonrisa.

-Si por favor, con extra de cafeína si puede ser, hoy llevo un día muy duro quiero estar totalmente despierto en este vuelo, es mi último vuelo antes de mis vacaciones y no quiero incidencias.

-¿Te tomas vacaciones esta semana? A mi todavía me quedan dos semanas antes de las mías. ¿Nos veremos en otra ocasión?-dijo acercándose un poco más a mi lo cual me hizo ponerme algo más nervioso si era posible

-Ehh, si supongo, es muy probable, la compañía tampoco es tan grande- balbuceé como lo haría un niño pequeño que no sabe bien lo que quiere

-Tienes razón, voy a por el café todavía queda una hora, aunque el avión ya se esta empezando a llenar, ahora vuelvo.

Creo que en ese momento tomé una decisión que cambió mi vida, no es que yo me tomará vacaciones, es que había pensado dejar mi trabajo,¿ mi último vuelo?, por favor si era el primero que hacía como piloto principal y no como copiloto. Llamé a Laura una azafata muy simpática que era nueva como yo en la compañía y le entregué un pequeño sobre. En ese sobre iban todos mis sueños y esperanzas mi carta, tenía otra en el otro bolsillo pero eso ya no importaba, la carta que comunicaba mi plena satisfacción por haber entrado en la compañía de vuelos iba directa al director, o eso inocentemente creía yo.

Las votaciones no empiezan hasta el 3 de Noviembre

1 comentario:

  1. Perseguir un sueño y conseguirlo siempre es difícil.

    Mucha suerte!

    ResponderEliminar

Me dareís mucha alegría comentando , pero procurad no hacer spam o tendré que borrarlo ;)